Bolton Group acuerda la compra del 55% de Conservas Garavilla, dando salida a MCH Private Equity

Fecha: 26/04/2015

Fuente: capital-riesgo.es

 

La multinacional italiana Bolton Group ha dado un nuevo espaldarazo a su negocio en España con la compra del 55% de Conservas Garavilla, compañía propietaria de marcas como Isabel o Cuca, en la que la familia fundadora mantendrá el resto de las acciones y la gestión. El nuevo socio conoce perfectamente el sector, ya que desde hace tres años también controla el 38% del accionariado de una de sus principales competidoras: Calvo.

 

Bolton se incorpora al capital del centenario fabricante vasco de conservas de pescado al adquirir las acciones que estaban en manos del fondo de capital riesgo MCH Private Equity desde 2010, que desde hace meses buscaba comprador para su inversión conservera, por la que también habían mostrado interés otras firmas. La operación está sujeta a aprobación por parte de las autoridades de Competencia. El pacto alcanzado por Bolton y la familia Garavilla establece que ambos socios “se apoyarán en el actual equipo directivo para fortalecer la expansión del negocio” y las marcas del grupo conservero.

 

Crecimiento exterior

 

Fuentes cercanas a la operación destacan que, aunque el objetivo de Garavilla ha sido encontrar un relevo en el socio financiero, Bolton podría aportarle sinergias industriales para seguir creciendo, sobre todo fuera de España.

 

Bolton es propietaria de Rio Mare, la marca de conservas de atún líder en Europa. Además, sus 26 empresas producen y comercializan productos de alimentación (45% de su negocio), limpieza del hogar y aseo personal (18%), adhesivos (13%), y cosmética. Actualmente, el 48% de las ventas del grupo Bolton están en Italia y un 16% en Francia, mientras que en España el porcentaje ronda el 5%, con marcas como el ketchup Prima, WC Net y Omino Bianco.

 

El relevo en el capital de Garavilla se produce cuando se cumple el plazo de cinco años fijado para la salida de MCH. Bajo el paraguas de marcas tradicionales como Isabel y Cuca, el grupo conservero está recogiendo los frutos de una estrategia de innovación iniciada en 2003, con el lanzamiento de nuevos productos, algo que le ha permitido reforzar su negocio tradicional y aspirar a un crecimiento sostenido de ventas.

 

En los últimos años, Garavilla ha apostado por líneas de negocio centradas en la salud, la alimentación infantil, las ensaladas o los platos preparados, que actualmente representan cerca del 30% de su facturación. La conservera dirigida por Juan Corrales –consejero delegado y miembro de la tercera generación de la familia fundadora– espera incrementar este ejercicio su cifra de negocio cerca de un 4%, hasta alcanzar los 345 millones de euros, apoyándose principalmente en los mercados cercanos a Europa y en sus productos de mayor valor añadido.

 

El 60% de las ventas de Garavilla está en España, donde las conservas de pescado tradicionales registran los mayores volúmenes de demanda. Garavilla cuenta con plantas en Vizcaya, Pontevedra y La Coruña. En el exterior sus instalaciones están en Agadir (Marruecos) y Manta (Ecuador), y entre sus activos destaca una flota de cuatro barcos con los que cubre el 40% de sus necesidades actuales de atún.

Archive