Enfoque de inversión

  • Compañías y sectores objetivo

    MCH invierte en empresas españolas y portuguesas no cotizadas de mediano tamaño, con una sólida posición dentro de su nicho y con un mercado defendible. Entre las características que hacen una compañía atractiva como potencial inversión, MCH analiza cuestiones como las siguientes:

    - Potencial de crecimiento, tanto orgánico como por vía de adquisiciones

    - Capacidad de mejora de márgenes operativos o de estructura de balance

    - Capacidad demostrada de generación de cash-flows y potencial de apalancamiento

    En términos de sectores, MCH se orienta a aquéllos que considera tengan proyección de futuro y/o que se encuentren bajo procesos de consolidación así como aquellos sectores específicos donde MCH pueda aportar especialmente valor añadido. Quedan excluidos los sectores inmobiliario, bancario, armas, pornografía, “GMO” (organismos modificados genéticamente), tabaco, juego o los directamente relacionados con los anteriores.

  • Tamaños de inversión por operación

    Como política general y de acuerdo a los estatutos de los fondos de MCH, éstos no invierten en empresas de nueva creación, sino en proyectos consolidados donde los niveles de inversión están típicamente en el rango entre 15 y 45 millones de euros. No obstante, hay subscritos varios acuerdos de co-inversión con determinadas instituciones financieras que permiten incrementar de manera muy significativa su capacidad de inversión.

  • Horizontes de inversión

    Igualmente, el horizonte temporal de las inversiones es flexible, buscando una desinversión que se adapte a la situación concreta de la compañía y del mercado, procurando una salida rentable y eficaz. En todo caso, dado el carácter de inversor temporal de MCH, el objetivo es realizar las plusvalías latentes en el medio plazo, normalmente entre 4 y 6 años.