Tipos de operación

MCH invierte en empresas medianas con una facturación típicamente superior a los 30 millones de euros a través tanto de ampliaciones de capital como de compra de acciones o a través de estructuras apalancadas, tomando participaciones mayoritarias o minoritarias significativas.

A modo de clasificación, las operaciones pueden englobarse en una serie de categorías, en función del contexto de la operación o la estructura de ésta, de acuerdo a una serie de criterios:

  • Según el origen y papel del equipo gestor:

MBOs: El equipo directivo, apoyado por un socio financiero, adquiere la compañía en la que trabaja y empezar a  trabaja y generar valor para sí mismo. MCH incluye mecanismos para que la participación inicial del equipo directivo se vaya incrementando en función del cumplimiento de los objetivos fijados en su plan de negocio.

MBIs: Un equipo directivo externo, apoyado por un socio financiero, adquiere una compañía y toma las riendas  de su gestión. Este tipo de operaciones están lideradas por equipos directivos que hayan identificado alguna  compañía con importante potencial y deseen dirigir ellos mismos ese crecimiento.

  • Según la estructura de la operación:

Compras Apalancadas (LBO): Adquisición de compañías mediante la inyección de capital y apalancamiento financiero optimizando la estructura financiera y rentabilizando mejor su capital.

Capital desarrollo: Inversión en empresas de tamaño medio (con ventas superiores a €20M) que buscan la creación de valor mediante el incremento de la capacidad productiva, entrada en nuevos mercados, consolidación  sectorial vía adquisiciones, etc.

Capital sustitución: Entrada en el capital sustituyendo a parte de los accionistas que desean vender su  participación.